lunes, 16 de marzo de 2015

Enredado en mis caderas

Lentamente seduciéndonos
 tu lengua apasionada
saborea mi boca
tus manos encienden mi cuerpo.
Mi piel busca la tuya
tus dedos juegan con mis senos
mi sexo te llama
caliente aguarda tú llegada.
Cual guerrero penetrarás en mi
sintiéndote endurecido
complacida abriré el camino
dejando paso a ese sabroso miembro viril.
Enredado en mis caderas
en un solo ritmo 
danzaremos cegados por el fuego del momento
esta noche dormirás perdido entre mis entrañas.
 ©Lara Escritora

Publicar un comentario